lunes, 20 de noviembre de 2017

Sismo en Buenos Aires

Sismo en Buenos Aires.

¿Puede ocurrir? ¿Qué consecuencias implicaría?


El 5 de Junio de 1888, se produjo el llamado terremoto del Río de la Plata, de grado estimado en 5.5 en la escala de Richter, con epicentro en el propio Río, en un punto ubicado a 40 km de Buenos Aires y 20 de Colonia del Sacramento.


La sacudida produjo temor en Montevideo, y Buenos Aires (donde derrumbó las paredes de una Iglesia en restauración) y se sintió con fuerza en Colonia y la recién fundada La Plata.


Sin poder clasificarlo como “tsunami”, en el canal de Colonia, por pocos segundos la marea en retirada dejó varado un barco argentino, y segundos después, en retorno, no solo lo sacó de su varadura, sino que lo proyectó a considerable distancia.


Si bien la capa de sedimentos, amortigua las acciones tanto en el lecho como en los bordes de la llanura pampeana, asoman macizos montañosos cerca de Montevideo, y se adjudicó el movimiento a una falla en la zona de Punta del Este.


¿Puede repetirse? ¿Con qué frecuencia?


Todo depende de la acumulación de presiones en los bordes del contacto entre placas tectónicas o fallas de alguna de ellas. Si se considera que el sismo anterior registrado, fue en 1848, y que en 1988 (o sea un siglo después) se produjo otro movimiento en Montevideo; al ser este de baja escala, podríamos estar en una etapa de generación de otro sin poder evaluar de que grado podría ser.


En Buenos Aires, ¿qué previsiones se realizan?


Buenos Aires no es considerada zona sísmica por el INPRES, (normado por CIRSOC) y por lo tanto se remite a los cálculos por acciones de viento, la absorción de acciones sísmicas por las estructuras.


¿Pero son equivalentes y suficientes?


No son equivalentes, ya que las acciones de viento afectan primero las zonas altas de las estructuras y luego se transmiten sus efectos a las bases, (generalmente flexión) y las ondas de origen sísmico actúan primero en las fundaciones y luego llegan a la estructura superior.
Aunque en algunos casos generan solicitaciones similares de los elementos estructurales, las ondas sísmicas son de tres tipos distintos:


a) las planas, que generan acciones de corte en las bases y que en función de las masas en altura, por vibración afectan por flexión a columnas.
b) las verticales que afectan fundamentalmente los elementos horizontales, sean vigas y hasta losas y por supuesto también flexionan las columnas.
c) las de profundidad de acciones múltiples.


Nada de esta complejidad está cubierta totalmente por las verificaciones a viento, que en algunos casos ya no se satisfacen a sí mismo, por cuanto los cálculos de esas acciones en la mayoría de las estructuras en Buenos Aires se han hecho con velocidad máxima de 120 km/hora y hoy se registran ráfagas de hasta 150 km/hora, a lo que debemos sumar el efecto “Venturi” de aceleración al pasar por espacios donde se “acuña” el flujo de aire.


O sea que se parte de considerar que los esfuerzos generados por una acción sísmica, quedan “inscriptos” en los que generan las acciones de viento, y en los márgenes de seguridad que las normas incluyen, “por su condición de eventuales” O sea por su escasa repetición y baja incidencia.


Como los efectos de un sismo se decuplican con cada nuevo punto en la escala, nadie conoce los resultados en nuestra urbe de un sismo de grado 6.5, de difícil ocurrencia, pero no imposible.
Así que, cada uno a rezar en la religión que profesen, y los ateos, a fabricarse un bunker.



viernes, 11 de agosto de 2017

Reglas de derivación latino-romances y su aplicación a un caso particular

Las reglas de derivación latino romances y su aplicación a un caso determinado.




Desde su origen en latín, los vocablos fueron sufriendo mutaciones en su expresión oral, con mayor o menor avance según el idioma romance (y como veremos en otros idiomas, que tomaron vocablos latinos también) que luego se transmitieron a la versión escrita.



Desde Roma, histórica capital imperial, pasando por el uso en la Europa culta hasta el siglo XVI inclusive, el latín se mantuvo como lenguaje de, élites, que la iglesia católica prorrogó hasta la actualidad, pero su uso “popular” fue sufriendo modificaciones que normalmente respondieron a un patrón.



Tomaremos justamente la expresión “popular” para analizar esas derivaciones.



En la Roma antigua el uso de "Populum /i" para representar al pueblo, o a la gente, encuentra justamente en “popular”, su expresión menos derivada en el habla hispana, más cercana a la expresión original, que la propia expresión, usada en italiano “popolo”, considerando el florentino como el lenguaje romance menos derivado, por la influencia de la cercana Roma, y los Estados Pontificios.


En orden de derivación limitada, seguiría (y en algún caso se anticiparía) el rumano, que expresa con “populata” la designación de un pueblo pequeño.


El castellano antiguo suavizó con el uso verbal la segunda p transformando “popolo” en “pobolo” y luego en “poblo” según aparece en textos que van desde el período medieval, hasta la edad moderna, quedando en el uso actual el verbo “poblar” como resabio claro de ese instante en el curso idiomático.


El idioma galaico-portugués retenido en ese avance por su aislamiento de Castilla en varios de esos períodos, y la tendencia gallega a eliminar uso de consonantes dobles, retiene en galaico la expresión “pobo” y en portugués “pobl” y “pobla” como punto final de esa derivación.


El catalán, en una situación similar se sostuvo en “poble” haciendo equilibrio entre la derivación castellana y francesa.


Pero el castellano siguió su avance y desde la expresión “poblo” transformó esa o como en muchos vocablos en “ue”, generando un diptongo que atenúa el trabajo de los labios al expresar “pueblo” en vez de “poblo”.


El francés con clara tendencia a la extensión de ambos labios y el uso semicerrado de la boca, cerró en “peuple” su escritura con una pronunciación que castellanizada puede representarse en “pepl”.


Y aún el inglés, si bien como idioma responde a un origen no romance, a lo largo de los años de dominación romana, adquirió el uso de muchos vocablos latinos, que se adscribieron luego a las inflexiones propias, y en tal sentido la palabra “people” que podríamos castellanizar como “pipl”, se incluye abiertamente.


Manuel Vila (2017)

sábado, 29 de julio de 2017

¿LOS TEMPLARIOS DESAPARECIERON?

¿LOS TEMPLARIOS DESAPARECIERON?
¿Qué dicen al respecto, las historias del Papado, de Suiza, de Colón, de la Banca, de la Cruz Roja?

¿Por qué las carabelas de Colón, llevaban la cruz de los Templarios? 


¿Tiene algo que ver , la bandera de Suiza con la de los Templarios?.

 ¿Por qué la Cruz Roja se crea en Ginebra, Suiza, con un color invertido a la bandera de ese país?.


 ¿Por qué el Papa tiene Guardia Suiza?


 Con las Cruzadas, a inicios del Siglo XII nace la Orden de Caballeros del Temple (expresión arcaica de Templo), tambien llamados los Templarios, que son los encargados de cuidar los lugares santos del catolicismo recuperados de los musulmanes. 



Para hacerlo, actuando casi en forma independiente del Papa, reciben aportes de todas las coronas cristianas y de sus nobles, van construyendo templos y fortalezas en Europa y Asia Menor, incrementando su poder militar y religioso, acumulando fortunas y creando un sistema casi bancario de transferencias de fondos y préstamos, con los cuales comprometen hasta a reyes y Papas endeudados con ellos. 



En 1308, el endeudado Rey de Francia, con el visto bueno final del Papa, entonces afincado en Avignon, acusa a los Templarios de herejes y termina quemando en la hoguera a varios cientos y a su Gran Maestre De Molay.




La historia oficial da por cerrada la orden, pero sus cuantiosos bienes en varios países, incluida España, hacen que el Papa designe como "administradores" a los reyes de cada país, y al mismo tiempo se crean órdenes con iguales atribuciones, que en España son, las de Santiago, Calatrava o Alcántara.

 Estas órdenes con elevado poder económico, son como antes financiadoras de empresas promovidas por los reyes que a veces los conminaban a apoyarlas económicamente.



El viaje de Cristóbal Colón en 1492, debe haber sido una de ellas y la cruz en las velas revela su trasfondo templario, encubierto por la fábula de la venta de las joyas por Isabel de Castilla. Una teoría reciente afirma, considerando que en septiembre de 1492, se vencía el plazo para que los judíos se convirtieran o salieran del territorio español, que muchos de los marinos eran judíos, e incluso se especula con que lo fuera el propio Cristóbal Colón, pero esto último ya entra en el terreno de las teorías aún no probadas.




Muchos de los templarios que quedan "sin orden" en 1314 con la muerte de De Molay y la prohibición papal de recrear la orden, de Francia y otros países, se refugian en la recién creada (Antigua) Confederación Helvética, la que a partir de ese momento demuestra una capacidad militar inusitada, y una notoria adscripción al catolicismo. 

El hecho de ser una Confederación, donde no había una autoridad absoluta que "administrara" los bienes residuales de los Templarios, parece haber sido el atractivo que los reunió, presumiblemente con bienes que llevaron de otras naciones, y hasta puede presumirse que la formación misma de la Confederación, puede haber respondido a esos intereses.



Ni los ejércitos alemanes ni franceses, pueden con sus escuadrones, y su geografía va incorporando territorios que pertenecieran a Francia y al propio Sacro Imperio Romano Germánico, colaborando con los papas (ya nuevamente en Roma) a defender los Estados Papales y a partir de una victoria increíble en los campos de Borgogña, es el propio Papa , que toma en 1508 a 150 de ellos como guardia personal. 


Se dice que en el diseño de sus vestimentas intervinieron Leonardo y Rafael, incorporando un perfil artístico a una historia militar y religiosa, y marcando una reconciliación "post mortem" de la Orden del Temple y el Papado.


Si alguno considera que la cerrada y promocionada operatoria bancaria suiza, que vino a partir de entonces, no tuvo nada que ver con lo que mencionamos, le diremos que nada es casual en la historia, como que la Bandera de Suiza, adoptada por la Confederación Helvética , invierta los colores rojo y blanco, y disfrace en una cruz griega, la cruz "patada" de los Templarios que ya usaban esta bandera en 1339 en la Batalla de Laupen, a poco tiempo de la prohibición de la orden y del uso de sus representaciones. 


Tampoco parece una casualidad que la "Cruz Roja", creada "casualmente" en 1863 en Ginebra Suiza, vuelva a invertir los colores y manteniendo el esquema de cruz griega, para no caer en la obviedad, retome el esquema de la cruz roja sobre fondo blanco de los Templarios.





Manuel Vila (2017)

martes, 18 de julio de 2017

Curiosidades de la Catedral de Buenos Aires

7 construcciones y dos derrumbes


La Catedral de Buenos Aires muestra hoy un estilo neoclásico, con una cúpula de grandes dimensiones, un friso en bajorrelieve, adquirido años después de ser inaugurada, y una columnata (que si bien se reconoce como peristilo, no lo es, por cuanto solo cubre el frente y no rodea toda la construcción), que recuerda al Partenón; pero no fue esa su imagen en los siglos anteriores donde tuvo 6 construcciones (o reconstrucciones) para llegar a la actual.

Tuvo etapas con dos torres, dándole por ello a Rivadavia el nombre de "Calle de las Torres".

Pero mucho más sorprende, saber que en dos momentos de su historia se derrumbó totalmente, pero como demostrando una mano divina protectora, fue en horarios donde nadie estaba en su interior.

"Ego Vici Mundum"



Apenas se ingresa, puede observarse, una leyenda en latín, que parece confirmar aquello de que los argentinos nos consideramos superiores al resto del mundo, o que lo hemos vencido, vaya a saber en que "fantástico" combate.

"Ego Vici Mundum" si bien es un mensaje de tiempos bíblicos, parece puesto como carátula de la Catedral de una Ciudad que se creyó invencible.

A la derecha del acceso, el mausoleo del General San Martín, Libertador de media América del Sur, parecería colaborar con esa afirmación, si no fuera registrado por la historia, que la ciudad le dio la espalda, en las etapas previas al inicio de su campaña, para abrirle los brazos luego.


El Obispo en penitencia


Pero entre las curiosidades más llamativas de la Catedral de Buenos Aires, figura la del "Obispo en penitencia".

Se dice que el Obispo  León Federico Aneiros, no era una persona de buen trato, y el barrio de San Cristobal sur (actual Parque de los Patricios) puede dar fe de ello.

Estaba en su tiempo a cargo de la Diócesis de San Cristobal, el "Cura Arena", un hombre muy querido por la gente del barrio, ya que se interesaba por sus necesidades y problemas.

El Cura Arena, inicia una campaña de reclamo a las autoridades por el  lamentable estado de las calles, llenas de barro e inaccesibles, después de las lluvias.

Pero como el Obispo Aneiros, estaba en buenas relaciones con las autoridades, al punto que es elegido Diputado en 1873 por el Partido Autonomista Nacional, lo intima a silenciar sus reclamos.

Sin soluciones a la vista, y respondiendo a los intereses de su grey, Arena, lejos de callarse, redobla los reclamos, y Aneiros ante tal accionar decide separarlo de su cargo, y amenaza con excomulgarlo.

Se genera una "pueblada" de apoyo a Arena, pero el Obispo insiste con su postura, hasta el punto en que somete a Arena a un juicio interno a la iglesia.

Don Miguel Navarro Viola, que fuera Presidente de la Cámara de Diputados de la Provincia de Buenos Aires y Vicepresidente de la de Senadores de la Nación, a  la vez, vecino del actual Parque Ameghino, y Doctor en ambos Derechos (Civil y Canónico), se hace cargo de la defensa de Arena.

Esta irrupción, enerva aún más al autoritario obispo, que amenaza con excomulgar al propio Miguel Navarro Viola.

Sin embargo sus días de "gloria" entrarían en un ocaso cuando después de Nicolás Avellaneda, llegarían los tiempos de Julio Argentino Roca, que era laicista por convicción y acción, y limitó totalmente los alcances del poder del Obispo Aneiros, hasta su muerte en 1894.

Lo cierto es que tiene un monumento que lo recuerda en la Catedral como segundo Obispo de la misma, al pié del altar que recuerda al Patrono de Buenos Aires, San Martín de Tours.

Pero contra la costumbre tradicional de mostrar de frente a las figuras en los monumentos, y aprovechando la sensación de rendir homenaje al Patrono.....Aneiros aparece de costado, casi mirando la pared.

Muchos argumentan que tal posición no fue casual, sino buscada como "castigo eterno" a su malhumor.

Desde arriba Arena, debe sonreír al ver la escultura del "Obispo en Penitencia".





El Cristo del Siglo XVII


En el amplio recinto que luce un piso conformado por miles de pequeños mosaicos, en guardas, cuya reparación reciente llevó notorios trabajos de los restauradores, pasa desapercibida una placa que indica que en uno de los altares laterales, se luce el Cristo que encabezaba la construcción vigente en su entronización en 1671.
Ejecutado por un imaginero portugués (Manoel Da Coyto) el "Santo Cristo" responde a los parámetros de la época que tenía como modelos los artistas filipinos.































Ing. Manuel Vila

Julio de 2017


martes, 4 de julio de 2017

De marroco y marroquinería

De marroco y marroquinería

“El marroco”

Ya hemos comentado en una investigación anterior sobre el origen de la palabra “Linyera”, que un elevado número de palabras lunfardas de Buenos Aires, provienen de dialectos del sur de Italia.
La llegada de inmigrantes de ese origen, en los tiempos fundacionales de nuestra música, produjo un ensamble que se refleja en varias letras.

En 15 tangos, el uso de la palabra “marroco” como sinónimo de pan, remite a ese origen, si bien persiste en la lengua actual de Italia, (basada en el lenguaje de Florencia) como denominación de Marruecos, pero ya no del pan.





Sean algunos: Cachá viaje; Con el dedo en el gatillo; El bulín de la calle Ayacucho; Feca con chele; La malaria; Por el barrio de Carlitos; Qué risa; Sin embrete; Sinfronio, etc.

Al existir desde el latín (panis) el uso del vocablo pane, en toda la península, incluido el tiempo de los dominios español (pan), o francés (pain), que no modificaban la inflexión, nos preguntamos: ¿De dónde surge entonces la denominación de marroco para el pan?.

Pero investigando un poco más, encontramos que el uso de la palabra en los tangos, remite a tiempos de “mishiadura” siendo entonces esperable que esa denominación, se limite al pan duro, propio de tales circunstancias.

Y esa pista nos ayuda, porque si bien Marruecos, tiene buena agricultura, su tierra nunca permitió (ni permite) plantar trigo, y el trigo es a través de su harina, el único cereal que brinda un pan suave.

O bien por marroquíes que se cruzaban a Italia, o viceversa, los italianos acostumbrados desde la época romana al pan de trigo, diferenciaban el suyo del pan elaborado en Marruecos, con cereales más duros y hasta limaduras de cortezas de árboles, que por supuesto le daban otra consistencia, no muy buena para su paladar.

En tiempos de escasez de trigo, en el que debían recurrir a otros cereales, la denominación tomaba como sustantivo, por comparación, el nombre de marroco, por su similitud al elaborado en el país africano.

En Argentina, donde el pan se hacía con trigo, y el endurecimiento era por pérdida de humedad con el paso del tiempo, la miseria los hacía consumir pan viejo, seco y duro, con características que lo volvían similar al marroco de sus pueblos. Y allí quedó caracterizado con ese nombre el pan de la “mishiadura”.

“La Marroquinería”

El empleo de esta denominación, nos llega desde la otra península, puesto que los italianos despreciaban el repujado sobre cuero, desde los tiempos romanos, porque con atavíos repujados habían sido atacados e invadidos por los pueblos germanos.

A España el trabajo de repujado sobre cuero curtido, le llega desde el sur, a través de las invasiones musulmanas, que antes de instalar el imperio andalusí, tenían como capital Marrakech en el siglo XI. Hoy sigue siendo una de las principales ciudades de Marruecos.

Los talleres que eran comunes al norte de Africa pasaron a proliferar en Córdoba, en tiempos de dominación árabe, mostrando la perfección que los técnicos y artistas de origen musulmán habían logrado.

Por su origen los hispanos lo asimilaban con lo “marroquín” y como disciplina terminó siendo la marroquinería, que en Francia se llamó también marroquinerie.

Argentina recibió de su herencia española, el curtido y repujado del cuero, que asimilado al trabajo del campo, hoy caracteriza a nuestro pueblo, cuando ya los especialistas marroquíes no existen, pero en el nombre de la marroquinería, va implícito el homenaje a ese origen.




miércoles, 21 de junio de 2017

Amancio Alcorta y Luna, antes de la Cancha de Huracán

En un reportaje hecho en 1997 a un señor que vivía en Villa Urquiza, con 90 años, y cuya infancia había sido en una casa frente al sitio donde en 1924 se instalara la Cancha de Huracán, le preguntamos que recordaba de ese espacio antes de instalarse la cancha, y nos dijo que era un gran terreno baldío donde solo recordaba un árbol.

Por lo llano de la zona, siendo terrenos aledaños a los de la propia Estación Buenos Aires, y sabiendo que ya en 1871 se pretendía unir el Ferrocarril del Oeste con el de Barracas, a través de una línea que luego fue el Ferrocarril de las Basuras, que diera origen a La Quema, y si bien ese empalme duró poco tiempo y luego se anuló el tramo y curva de empalme, los aplanamientos deben haberse hecho en esa etapa
También deben haberse mantenido sin construcciones las franjas de exclusividad ferroviaria que alcanzaban los 25 metros y que los involucrarían hasta la línea de Amancio Alcorta.

El Plano de Uzal de 1873, muestra sobre su lateral izquierdo, la unión de ambos ferrocarriles, que se programara, y el plano inferior, muestra el recorrido, desde Once hasta La Quema, del Ferrocarril de las Basuras.




Una foto que sube Patri Nuñez en una página de fotos antiguas de Buenos Aires, tomada sobre la Estación Buenos Aires en 1910, abre una ventana sobre el tema.



Aparece sobre el final de la zona de playas y administración  de la Estación, un tanque de agua que se presume surtía a esos sectores, y sobre la derecha, a la misma altura, un amplio terreno baldío que coincidiría en posición con el espacio donde, a partir de 1924, se iba a instalar la cancha de Huracán.

Esa foto es al mismo tiempo un espectacular documento de la zona sur en esos años, puesto que se observan las chimeneas de "La Quema de las basuras" del lado de Capital Federal, y al otro lado del Riachuelo, otra que parece pertenecer al Frigorífico Wilson.



Completa la imagen más hacia el fondo la silueta apenas esbozada de la Iglesia de Nuestra Señora del Rosario de Nueva Pompeya, aún sin los pináculos que coronan su torre, como lo muestra otra foto contemporánea de la misma, tomada a escasa distancia.


Pero ampliaremos aún más las imágenes del tanque para compararlas con otras presuntamente del mismo.



Comparando las imágenes con otra foto aérea de 1925, con la cancha ya instalada que incluía un velódromo alrededor y una tribuna cubierta sobre la Avenida Amancio Alcorta, observamos la posición casi en planta del tanque de referencia, casi a la altura de la calle Luna, y por detrás de la calle Miravé,





Al mismo tiempo se observa el estado de otros terrenos, por ejemplo los que luego ocupara la Companía de Gas "Usina Corrales" con sus tres gasómetros, totalmente desocupados. Solo se observan construcciones de la misma desde Alcorta hacia el norte, como parte de las instalaciones inauguradas en 1890.



Asimismo se pueden observar por detrás de las vías, a la derecha de la foto, las instalaciones adjuntas a la cancha del Club Barracas Central.



Las ampliaciones del tanque nos van a permitir compararlo con las observaciones tomadas de la corta filmación del partido entre veteranos del Club Atlético Huracán y el Club Atlético Boca Juniors, que se desarrolló el día de la inauguración de la cancha en 1924, para corroborar que se trata del mismo y confirma la data de la foto de 1910.




Las fotos tomadas de este video, que se incluyen con la autorización del señor Pablo Viviani, son concluyentes en cuanto a que se trata del mismo tanque, confirmando que las imágenes en la foto de 1910, muestran el terreno baldío sobre el cual a partir de 1924 funcionaría la cancha de Huracán.
Este predio era alquilado por el Club, hasta 1939 en que deciden la compra y a partir de 1941, comienzan la construcción del Palacio Tomás Adolfo Ducó (llamafdo originalmente Jorge Newbery) que al inaugurarse en 1949, sería con más de 100000 personas, el de mayor capacidad de América.






Manuel Vila
2017

domingo, 11 de junio de 2017

La tortura durante la Edad Media y Moderna (Museo en San Leo)

Cuando recorrimos la Fortaleza de San Leo, obra maestra de Francesco Di Giorgio Martini, no imáginábamos que aparte de verificar su increíble arquitectura, encontraríamos en su interior un museo con todas las técnicas einstrumentos de tortura (casi todos originales) usados durante la Edad Media y Moderna. 

Brindamos esta galería de fotografías para que comprueben la variedad de tormentos a los que estaban sujetos aquellos que caían en desgracia con alguien que ostentaba el poder:










 Ilustradas en muchos casos con dibujos de las técnicas utilizadas para poner en práctica esas torturas, en salas especialmente acondicionadas al efecto.










 En algunos casos las obras de arte reproducían los tormentos y su forma de ejecución, y también implicaba cierto arte el detalle de algunos instrumentos.































 Salas enteras dedicadas en lo profundo de los castillos a aquellos fines.






















Siempre con un detalle muy determinado de como aplicar esas técnicas de tortura. Usando para ello informes a cumplir con esquemas ilustrativos













Los límites no existían y a veces se sumaban tormentos para producir confesiones o para forzarlas.















Torturas de las que por supuesto no estaban exentas las mujeres, si bien con ellas se tenían "consideraciones especiales".